Agosto - 2005
versión 1.0
> Portada > Los Relatos del Cuervo
 
ARCHIVOS
EL DIA QUE VI A PINK FLOYD
Cuando se anunció la venida de Roger Waters a Chile, tuve sentimientos encontrados.

vver nota

LAS LOCURAS DEL ROCK
Los astros del rock mundial no sólo compiten en fama y en dinero...
vver nota

MANAGERS, SE NECESITAN...
Antes, un artista depositaba todas sus esperanzas en el ingenio de su representante...
vver nota


Letras Clásicas


Letras, traducciones y algo más...
Esta semana:

"Light My Fire"
The Doors

"A Whiter Shade Of Pale"
Procol Harum

"Mother"
John Lennon

[>>Ver Más]

 


Entre las huestes rockeras, existe plena coincidencia al momento de describir a Woodstock como el más grande festival de toda la historia. No sólo por su convocatoria, sino por su significado, en una época en que los jóvenes SI estaban ahí con los dilemas del mundo y no les daba lo mismo agarrar un arma para ir a Vietnam a pelear por una causa que nadie entendía. Entre el viernes 15 y la madrugada del lunes 18 de agosto de 1969, se realizó uno de los eventos más grandiosos que consignan los hitos del rock. Quinientos mil jóvenes respondieron al lema de tres días de paz, música y amor y una treintena de las más importantes agrupaciones de la época desfilaron por ese escenario montado en una colina de Woodstock, pueblito cercano a Nueva York, que fue elegido no por casualidad, sino porque fue precisamente en este lugar donde nació Bob Dylan, el poeta más influyente de la generación hippie, autor de "Blowing in the Wind", el gran himno de los sesentas. El festival comenzó a gestarse como un buen negocio. De hecho los organizadores, entusiasmados por los resultados de festivales anteriores, programaron éste para "hacerse la América". Esperaban una gran convocatoria, ¡pero nunca tanto!, "detalle" que cambió el objetivo, el rumbo y el espíritu del evento.

LA HISTORIA
A mediados de los sesentas, Estados Unidos envió más de medio millón de jóvenes a pelear a la guerra de Vietnam, un conflicto que las nuevas generaciones no lograban comprender en su contexto. Espontáneamente comenzó a surgir una corriente artístico cultural en San Francisco, que reunía a jóvenes anti belicistas, protectores de la naturaleza y que se rebelaban contra el establishment con sus largas cabelleras, sus coloridas y estrafalarias vestimentas y la práctica del "amor libre". Surgían los hippies, la era de Acuario, que tuvo en la música a su gran motor de convocatoria. Así nacieron los festivales, como punto de encuentro de estos hippies con la cultura, puesto que no sólo había música, sino también exposiciones de arte, lecturas de poesía y performances diversas.
El novelista, Ken Kesey, considerado como uno de los grandes gurúes del LSD, comenzó a organizar sus "Trips festivals", que no eran otra cosa que una instancia para experimentar con los efectos de esta droga en la creación artística. De aquí surge la Sicodelia, cuyo término fue acuñado por un siquiatra llamado Humphrey Osmond, para describir la sensación del consumo del LSD o Acido Lisérgico. Era la revolución de la cultura pop, la respuesta estadounidense al fenómeno de la beatlemanía, que había comenzado en el 64 y estaba en pleno apogeo.
Estos festivales tenían como protagonistas a bandas como Grateful Dead y Jefferson Airplane, puntas de lanza del movimiento sicodélico estadounidense, como también a grupos como Great Society, Mystery Trand, Quicksilver Messenger Service, Big Brother and The Holding Company, (con una "cantantita" que después se supo que se llamaba Janis Joplin), Moby Grape, Country Joe and The Fish, entre muchos y el público los seguía de pueblo en pueblo, a pie, en motocicletas o microbuses pintados según la estética del movimiento.
El primer festival de música pop se realizó en junio de 1967, en la cima de un monte cercano a San Francisco. Se llamó "Fantasy Faire and Magic Mountain Music Festival" y actuaron, entre otros, Jefferson Airplane, Los Doors, Smokey Robinson and The Miracles, Country Joe and The Fish, The Blues Maggos y The Birds.
Un par de semanas después, el público se trasladó hasta el Monterrey Internacional Pop Festival, el más grande realizado hasta entonces, que bajo el lema de "Música, Flores y Amor", invitaba a disfrutar de las más importantes corrientes musicales durante tres días. Se le asignó el primer día a la música acústica, con artistas como The Association, Lou Rawis, Simon and Garfunkel, Erik Burdon and The Animals, entre otros. El segundo día fue para el blues, con bandas como Canned Heat, Quicksilver Messenger Service, Moby Grape, Jefferson Airplane, Country Joe and The Fish, Otis Reding y Big Brother and the Holding Company, con su estrella, Janis Joplin.
El último día estuvo dedicado al rock, con el citarista Ravi Shankar, que fue incluido -a pedido de George Harrison- por Paul Mc Cartney, uno de los organizadores del evento junto a The Mammas and The Pappas. Luego actuó The Big Brother and The Holding Company, que ya se había presentado el día anterior. Unos dicen que les fue tan bien en su primera actuación que los productores decidieron incluirlos nuevamente. Otros aseguran que a Janis Joplin y su banda no se les alcanzó a filmar el primer día, por lo que se les pidió una segunda actuación para que pudieran salir en la película. Lo cierto es que en realidad Janis Joplin se consagró en esa ocasión y todo el mundo del rock se puso a sus pies después de tan soberbias apariciones.
Después vinieron The Group Without, The Blues Proyect, Buffalo Springfield, The Who, Grateful Dead, Jimi Hendrix y The Mammas and The Pappas, que cerraron el concierto. Lo curioso es que el grupo más esperado era Grateful Dead, pero lo realizado por Janis Joplin y luego, la actuación de Hendrix, quien incendió y destruyó su guitarra en el escenario, opacó a todas las "estrellas".
Las más de cien mil personas que asistieron al festival de Monterrey abrieron el apetito a los promotores de espectáculos. Así vino luego el "Miami Pop festival", en la navidad de 1968 y el "Newport Festival", en junio del 69. Los festivales se habían convertido en un súper negocio. Y esto fue lo que le llamó la atención a Michael Lang, un joven hippie de clase acomodada, que tenía una tienda
sicodélica, una moto envidiable y un automóvil Porshe. Se juntó con un par de amigos y buscó a un socio capitalista. Así llegó John Roberts, quien a sus 24 años era millonario ya que su madre le había dejado una cuantiosa herencia de varios millones de dólares, y su padre era el Presidente de una importante empresa de cosméticos. Así nació la Woodstock Ventures, empresa que produciría el más grande festival que consigna la historia del rock.

SIGUIENTE>>


 
 
0'

| Los Relatos De El Cuervo | ¿Cuánto cachai de...? | Al Compás Del Reloj | Chilean Rockers |
| Letras Clásicas | Circo Picadillo | Escríbele a El Cuervo |

El Cuervo, Clásicos del rock - Copyrights El Carrete Producciones - Santiago, Chile.