Número 15 - Quincena del 16 al 31 de Agosto - 2002
versión 1.0
> Portada > Chilean Rockers

¿Necesita Una Etiqueta
El Metal Chileno?

La escena metalera chilena ha tenido muchas mutaciones, desde que yo la conozco por lo menos. De hecho, fui uno de los pocos rockeros incondicionales -incluso me atrevo a decir que fui el único cronista especializado- que asistió al Teatro Cariola, cuando Feedback se presentó en sociedad.
Era el año 1983 y Néstor Leal -cantante y guitarrista- venía de Bélgica con una infraestructura espectacular en sonido y luces, nunca vista en un grupo de rock chileno hasta ese momento. Completaban la banda Juanito Alvarez en guitarra, el "guatón" Boris en bajo y El Laucha -ex integrante de Los Teikers- en batería. Hasta la aparición de Feedback, el rock nacional transitaba por el hard, las fusiones latinas y las experimentaciones sinfónicas, preferentemente. Luego, Juanito Alvarez se hizo cargo de la bandera del heavy-metal chileno con su grupo Panzer liderando una escena que contaba con bandas como Zoltan, Brain Damage, Amapola, Sepulkro y otras que en algún momento me acordaré.
A fines de los ochentas y comienzos de los noventas, el thrash metal se apoderó prácticamente de la escena. Bandas como Pentagram, Necrosis, Warpath, Massacre, Dorso, Atomic Agressor, Vastator, Fallout, In Agression y Betrayed, entre otras, desfilaban entre el paseo Las Palmas y los escenarios del Gimnasio Manuel Plaza y la Sala Lautaro, en Gran Avenida. Era el tiempo del duelo a escupitajos, los headbangers y los slams.
En estos días, hay todo un movimiento de bandas que se identifican con "nuevas" etiquetas: metal sinfónico o Neo-Heavy Metal chileno. Tal vez se diga que esto es nuevo porque sus referentes pioneros, Rhapsody, Blind Guardian, Therion o Nightwish, son todos de los años 90. Pero los elementos que caracterizan su propuesta, música barroca, renacentista, líricas de corte medieval, con reyes, encantamientos, magos, hadas y una gran variedad de seres mitológicos, están presentes en el rock desde hace muchísimos años. Lo sinfónico, era parte fundamental de la propuesta de Yes, Genesis, King Crimson, Emerson Lake and Palmer, Pink Floyd, Rush y Gentle Ian, por nombrar algunos. La música barrroca y medieval la ha desarrollado Jethro Tull por 30 años y con respecto a los coros operáticos y polifónicos, no sé si les dicen algo los nombres de Focus o Queen. Y si no viajamos tan lejos, debemos reconocer que los argentinos, Rata Blanca, hacen este tipo de música desde 1987. De hecho, "Los guerreros del Arco Iris" y "La leyenda del hada y del mago" tienen todos los matices a que hemos hecho referencia. El líder de Rhapsody, Luca Turilli, ha reconocido que se sintió "inspirado" a crear una banda que fusionara el metal con sus artistas clásicos favoritos, Paganini, Bach y Vivaldi. Incluso ha dicho que ha creado adaptaciones de segmentos completos para su instrumento, basado en obras maestras de Paganini. Bueno, en el cierre de la "Gira Guerrera", en octubre del '92 en el Teatro Opera de Buenos Aires, Rata Blanca se presentó con una orquesta de cuerdas con la cual interpretó un preludio de Johann Sebastian Bach y un fragmento de la Primavera de la obra "Las Cuatro Estaciones" de Vivaldi. Rhapsody no existía todavía ya que se formó en 1993.
Yo no quiero ni descalificar ni polemizar con esto que escribo. Sólo intento poner las cosas donde creo que deben estar, antes de referirme específicamente al trabajo de las bandas de metal sinfónico en nuestro país.
Hace algunos días asistí al lanzamiento del disco "Dead kings of the Unholy Valley" (Los reyes muertos del valle profano), del grupo Six Magics, en la Laberinto, con Mithology como teloneros. Debo reconocer que me sorprendió el profesionalismo de estos músicos. Sonaron increíble y la ejecución de sus instrumentistas fue casi perfecta. Yo creo que han logrado un equilibrio entre lo visceral y la belleza estética. Las bandas de thrash metal, con sus millones de abejorros haciendo sangrar tímpanos y sus gritos guturales, lograban sacar la parte animal de sus seguidores. Lo que escuché de Six Magics, me transportó. Hubo belleza melódica, hubo destreza y virtuosismo, hubo interacción con su público y tuvo la dosis justa de potencia como para sacudir mis tripas.
En Six Magics se nota un trabajo serio y dedicado. Incluso se encuentran trabajando en su primer videoclip, del tema " Prince of Pure Light", que será filmado en agosto. Y esto le hace muy bien al metal chileno que además de tener a otros excelentes protagonistas, como Valkiria, Concerto, Inquisición, Witchblade, Steel Rage o Alta Densidad, cuenta con seguidores incondicionales, lugares para tocar y capacidad para autoproducirse sin necesidad de depender de las grandes compañías disciográficas. Estas van a llegar solitas, apenas les quede en evidencia el poder de convocatoria, la calidad de las composiciones, el nivel técnico y el virtuosismo de los jóvenes músicos de la actual hornada metalera chilena.
Al margen de las etiquetas, creo que el futuro del metal chileno está asegurado. Les aconsejo que no rayen la papa como los músicos chilenos viejos, que a todo le ponían lo de "nuevo". La "Nueva Ola", que era la copia de la copia, tuvo su reinado en los años sesentas con temas que habían sido grabados en los cincuenta por blancos que a su vez los habían pirateado del repertorio de los negros. "La Nueva Canción Chilena" y "El "Canto Nuevo", todo fue simplemente parte de nuestro folclor. Nutranse de la genialidad compositiva de los clásicos, del virtuosismo de los grandes, (¿alguien superará a Mozart en las teclas o a Hendrix en la guitarra?), de todos los géneros y estilos y simplemente... ¡hagan música! Lo de las etiquetas déjenselo a los genios del marketing, que necesitan vender pomadas, a los Dj que quieren pasar a la historia, como Alan Freed que nos "vacunó" con el término Rock and Roll para una música que no era más que Rhythm and Blues. Los músicos, a su música. Y en eso, creo que los actuales metaleros chilenos nos están dando más de una razón para sentirnos orgullosos.

EL CUERVO

Opina sobre este artículo en vivaelrock@elcuervo.cl

ARCHIVOS
Tumulto:
Las Venas Del Rock Chileno
Tumulto ha escrito con sangre sudor y no pocas lágrimas, sus páginas en la historia del rock chileno...
Click Aquí >>

Aguaturbia:
Locos Al Natural

La historia del rock chileno les tiene un capítulo reservado a los "Aguarturbia"...
Click Aquí >>


¿Necesita Una Etiqueta
El Metal Chileno?

La escena metalera chilena ha tenido muchas mutaciones, desde que yo la conozco por lo menos...
Click Aquí >>


0'

| Los Relatos De El Cuervo | ¿Cuánto cachai de...? | Al Compás Del Reloj | Chilean Rockers |
| Letras Clásicas | Circo Picadillo | Escríbele a El Cuervo |

El Cuervo, Clásicos del rock - Copyrights El Carrete Producciones - Santiago, Chile.